Tertulia Tropical - Revista cultural - perfil

Las dos caras de George Best, el “Quinto Beatle”

Gasté mucho dinero en coches, mujeres y alcohol. El resto lo malgasté
George Best
 
George Best, considerado por muchos el mejor futbolista norirlandés de la historia, nació el 22 de mayo de 1946 en Belfast, la capital de Irlanda del Norte y murió el 25 de noviembre de 2005 en Londres. Fue el primer hijo de seis de la familia Best Withers, y durante su infancia jugó para el equipo de la ciudad, el Cregagh Rangers Boys Club. Su vida transcurría como la de cualquier otro niño de Belfast, a los 11 años fue distinguido por méritos académicos y recibió una beca para ir a un mejor colegio. Ya en la adolescencia, con una obsesión por el fútbol bastante marcada, el ojeador del Manchester United de ese entonces, Bob Bishop, se fijó en él. Unos días después del primer contacto con el jugador, envió un telegrama al entrenador del club en el que sentenciaba: “Creo que he encontrado un genio”.
 

Cuando la justicia se vistió de falda

1937. Bogotá era una ciudad con distancias cortas, aire puro, y un encantador tranvía. Para el rector de la Universidad Externado de Colombia sería un año inolvidable.
 
Ricardo Hinestrosa Daza, con sorpresa, aceptó la petición de las dos mujeres que visitaban su despacho con estas palabras : “Yo tengo mucho gusto en recibirla, pero no respondo por el comportamiento de los muchachos”. Rosa Rojas Castro era admitida en la facultad de Derecho del Externado. Una mujer, la única entre 300 hombres que estudiaban jurisprudencia. Por los pasillos de la facultad de Derecho una joven de tez morena, cara alargada; con zapatos de suela de goma y libros gruesos bajo el brazo, era acompañada por su progenitora. Durante el primer año de estudios Rosita, como sería conocida por el resto de su vida, fue escoltada por su señora madre, pues según ella, era menester que la niña se acostumbrara al ambiente. Hinestrosa Daza, en broma, se preguntaba cuál de las dos se graduaría primero.
 

Zonia Farieta, lectora de Dante

Ahora debe estar leyendo uno de esos libros que tanto le gustan. Uno de sicarios, de muerte y soledad. De esos que le hacen recordar los días en que la CIA la vino a preguntar y no dio con ella. Se llama Zonia y se apellida Farieta. La engendró un siciliano que dejó una estela de hijos cuando de paso por las Indias recaló en Colombia.
 

Meridiano 157, paralelo 48 - Cráter lunar Julio Garavito Armero

La luna es un satélite natural que ha inspirado a poetas, científicos, artistas y alguno que otro lunático. Desde hace miles de años acompaña nuestra existencia y siempre nos muestra la misma cara aunque en su anverso oculte formas y misterios. En su superficie hay 1,185 cráteres. Uno de ellos tiene 80 kilómetros de diámetro y está ubicado en el hemisferio sur a 48° de longitud por 157° de longitud oriental, al sur del mar Ingenii y diagonal al cráter Julio Verne. Ese fenómeno de la geografía lunar fue bautizado con el nombre de un colombiano que miró la luna con otros ojos.
 

Don Giovanni, el rey

... que bailar es soñar con los pies.
J.Sabina
 
Es de esas amistades que uno nunca elige pero te atan para siempre. Es de esos tipos que te llegan con dos cervezas a la mesa, te presenta una buena vieja y te regala la botella más fría. Tiene un aire de pescador napolitano; flaco, alto y buena pinta. No es buen negocio presentarle alguna amiga porque te deja tieso mientras se pierde con tu presa en la pista y tal vez no los vuelvas a ver en menos de dos semanas.
 
Suscribirse a este canal RSS