"Praesagium", poema de Ana María García Sosa
  • Poesía
  • Posted
  • Visto 197 veces

"Praesagium", poema de Ana María García Sosa

PRAESAGIUM
 
Yo digo fuego donde antes fue la noche
Susurro aire en el lugar que cautivó los pasos
Han dicho tierra sobre el vacío de una respiración profunda
Me bebo el agua desembocadura en el recodo de un poema
Veo como aparece el mundo
En una pupila que se expande al escuchar la voz última del tiempo
Ella
Un presagio que convoca un espejo
Que de pasado viene a dibujar un paso
Una señal transparente de aquel tiempo posterior a la distancia
Donde vimos amanecer antes de aquello que fue unión y ocaso
Un naufragio en el viento que removió las rocas
El cauce que cambió con el sonido desde el vientre
Alucinado por un puente colgante
Ella
Vaticinio de artilugios
Repeticiones que inventaron un reflejo en claroscuro fugada de la esencia
Hasta que un silencio arde
Se rescatan de la muerte sus semillas
 
Puedo en un grito esconder su secreto
Recordarla sin nombrarla
Hacer un florilegio de las veces que desató las tormentas
Antología liberada de las trampas que quisieron incinerar sus raíces
Inventarse un camino sin retorno
Una promesa que es hechizo en la sangre de la tarde
En el volcán que fue encontrarmela extraviada en una lengua inconclusa
Avistar su locura que formó constelaciones
En la nostalgia de un sueño próximo
Y acarició las gargantas en la cueva y la lucidez del relámpago
Sonetos décimas conjuros
Haikus rimas laberintos
Espiral de tiempo sin principio
 
Ella
El origen del ciclón
El fin del viaje La sirena que provocó el maremagnum
El canto de las ballenas y su leyenda en el pacífico
Simiente de una noche a medio día
Un atardecer de caos le vio verter en la oscuridad un verso
Fuiste manantial en la herida que provocó la ausencia
Cómo fue que no te hallé en esa mirada
Pero contemplé tu furia en los labios de la muerte
Hilvané contigo una canción de nombres olvidados
Arrojados al mar de las condenas
Que fueron por tu cause liberados
En mí un instante de descifrar el enigma
Entrego el agua
Respiro tierra
Canto aire
Pongo mis manos al fuego
Abro las líneas de la palma por la palabra
Hacedora de mundos incontables.
 
poeta colombiana poesia mujeres ana maria garcia sosa