"El gran arte" de Rubem Fonseca: la novela negra total
  • Novela
  • Posted
  • Visto 168 veces

"El gran arte" de Rubem Fonseca: la novela negra total

Publicada en el año 1984, “El gran arte” es considerada la primera obra maestra de Rubem Fonseca. Protagonizada por el personaje Paulo Mendes, Mandrake, aquí el abogado debe resolver el asesinato de una prostituta, que lo llevará a verse envuelto en una red del crimen organizado, que vincula empresas legales, importantes miembros de la alta burguesía y la política, tráfico de armas y de drogas.
 
el-gran-arte-pelicula-walter-salles-rubem-fonsecaCartel de la película "El gran arte", dirigida por Walter Salles, con guión de Rubem Fonseca

Emporios criminales dirigidos por familias prestantes de la sociedad 

Este emporio criminal está dirigido por Thales Lima Prado, miembro de una prestante familia brasileña, con lazos que se remontan a los orígenes de la República de Brasil. La historia de Lima Prado y su familia es contada con detalle, el relato llega a remontarse al siglo XIX en Brasil, a los orígenes de la estirpe. Como telón de fondo entran en juego aspectos de la política y la economía, al describir los primeros años de la República de Brasil y la modernización que vivió a comienzos del siglo XX. Esto evidencia el interés del autor por remontarse a los inicios de la nación para responder la pregunta ¿por qué ocurre todo eso?

Una mirada detallada al bajo mundo de Río de Janeiro y Brasil

Hay otros aspectos adicionales que podrían sugerir que en “El gran arte” Rubem Fonseca busca hacer una “novela negra total”. Estos tienen que ver con la mirada detallada que se hace al bajo mundo, con personajes memorables como Zakkai, llamado “Nariz de Fierro”, un enano que le disputa el poder a Lima Prado, o asesinos como Hermes, ex-miembro del ejército de Brasil, experto en el manejo del cuchillo. Así mismo, se aborda la concepción imperialista de la identidad brasileña, que generó hechos como el territorio usurpado a Bolivia, reflejado en el tema del tráfico de drogas que hay en la frontera entre estos dos países. Al respecto, hay un personaje boliviano, un asesino llamado Camilo Fuentes, a través del cual se tocan estos temas. Hay, en últimas, una pregunta sobre la identidad de una nación. En la siguiente figura se puede ver el esquema que plantea esta novela a partir de lo propuesto en el ensayo "El género negro en la literatura, sus características y parámetros".
 
del-gran-arte-novela-rubem-fonseca-analisis-critica
 

El investigador como escritor del relato en "El gran arte"

En este caso se presenta un elemento adicional, Mandrake, además de investigador, aparece como narrador, es decir, autor del relato. Es decir, el investigador es el escritor del relato. Mantiene algunos rasgos de su identidad frente a los visto en sus primera apariciones en los cuentos publicados años atrás (Ver: Las vicisitudes del abogado Mandrake, personaje emblemático de Rubem Fonseca): sigue teniendo una moral propia en la que el desprecio hacia la alta burguesía persiste, sólo que ahora es una persona más pragmática que prefiera no maltratar a sus clientes. Su pasión por las mujeres le sigue trayendo problemas y va a ser un aspecto que se va a atravesar en la resolución del caso.
 
el-gran-arte-analisis-novela-rubem-fonseca-percor-perforar-cortar
Juego de navajas y puñales para el "percor", perforar y cortar, tema de ·El gran arte"

Thales Lima Prado y "Nariz de fierro": extremos de la sociedad en busca del control del crimen organizado

Como se comentó antes, hay una mirada detallada hacia el universo criminal, con dos personajes opuestos que al final se enfrentan: el empresario Thales Lima Prado, y un enano, que representa una fuerza ascendente, Zakkai, apodado “Nariz de fierro”. Cada uno tiene una función diferente.
 
Por un lado, Lima Prado, quien es parte de una familia en decadencia que gracias a los negocios ilegales, en especial el narcotráfico, recupera su prestigio. En esta línea narrativa está presente la dimensión trágica, pues él es fruto de un incesto entre dos hermanos, y se entera de esto. No logra explicarse a sí mismo su tendencia criminal, de asesinar prostitutas, pero él entiende que ese desajuste parece estar vinculado a su origen. Esto lo derrumba y lo lleva al suicidio.
 
Por su parte, a través de Zakkai se hace una mirada filosófica y sociológica hacia lo que está ocurriendo. Es un personaje violento, sin escrúpulos, con una conciencia de clase y una tendencia a hablar sin parar, que sus largos monólogos va a proponer una mirada analítica, desde la base de la pirámide social, no exenta de humor y empleando un dialecto de la calle.
 
percor-rubem-fonseca-el-gran-arte-analisis-critica

En investigador se convierte en justiciero

Como obra total, hay diversos crímenes, con una alta dosis de violencia. En este caso ocurre algo especial: Mandrake sufre las consecuencias de moverse en este mundo: es atacado y acuchillado, y su novia es violada por unos hombres enviados para eliminarlo. Es decir, Mandrake es a la vez víctima e investigador. Con otros personajes ocurre algo similar, sufren un desplazamiento en su función dentro del relato. El sicario boliviano Camilo Fuentes es uno de ellos, ya que pasa de ser victimario, criminal, a ser víctima de la organización, cuando es perseguido para eliminar rastros.
 
En esta novela la institución policial no es fiable. Nunca logra proteger a las víctimas y nunca resuelve los crímenes, incluso algunos agentes son asesinados por la organización criminal. Por esta razón Mandrake busca justicia por cuenta propia y retoma el caso luego de que se recupera de ser atacado. El deseo de venganza llega a afectarlo, pero desiste. Al final no hay una resolución clara del crimen, sólo conjeturas, y por supuesto nunca hay justicia. Entonces, se aprecia que en “El gran arte” hay una intención de llevar más lejos los alcances de la novela negra. La complejidad en su funcionalidad responde a la intención del autor de hacer una novela negra total en la cual hay un viaje a los orígenes de la identidad brasileña, en los que el crimen está presente.
 
A continuación el trailer de la adaptación que hizo el director brasileño Walter Salles de "El gran arte". Con guión del propio Rubem Fonseca, fue protagonizada por el actor Peter Coyote.